Cuento: “23” (veintitrés) (M.Chiaverano)

Cuento: “23” (veintitrés) (M.Chiaverano)

Un hombre corrió por el medio de la calle llevando un chico en brazos.

Su hijo moría mudo, incapacitado de “Hablar.Versión.2.67” y sin la última actualización de “Caminar 1.2 beta“.

 Primero caducaron sus recuerdos.  Se le desactualizó tanto la memoria que dejó de retener nombres familiares. Eso entristeció mucho al padre, porque así había empezado su mujer, unos años atrás. Todo era su culpa se decía; o eso era lo que querían que creyera.

 Padre vivía en una ciudad donde los teclados o cualquier otro medio físico de interacción habían sido dejados de usar. Los tenían adentro. Cuando elevaron los precios de las actualizaciones, padre no pudo costear las nuevas versiones. Vendió su “Hablar. Ver. 3” a un precio elevado. Aun así no llegó a pagar ni la mitad ¡y ni siquiera pudo decírselo a Santi! Ni cuentos para dormir, ni retos, ni halagos, ni mínimos consuelos de voz pudo darle.

 Frente a la Compañía, se perdió en el monstruoso número de programas de renovación. A su Santi le faltaban el total de veintitrés.

 Santi respiró agitado, su padre corrió a más no poder. Bajó por la avenida principal, hasta la plaza deforestada donde se erguía un expendedor de tamaño y forma “ovelística”. El hombre no se detuvo, esquivó unos pilares de luz, enfiló al expendedor. Ya no había tiempo. Sudó frío, estaba muy cansado de correr sin parar los tres kilómetros que separan pueblo “Pueblo” y ciudad “Capital”.

 Marchó ligero, pero fue tarde.

 Santi no llegó a cargar Espíritu 5.0. Siguió vivo, pero muerto.

 En lo alto del edificio abandonado por malos cimientos, un padre se formateó las venas con una chapita de diskette antiguo. Mientras caía, despidiendo chorros contra la gravedad, formando un cometa de sangre, recibió en su máquina cerebral un mensaje. El expendedor de plaza deforestada le comunicaba:

 UD. debe actualizarse. Actualizarse. Actualizarse.

 A metros de culminar su viaje hacia el fondo, se desdobló en carcajadas.

 

Fin 33.3

 Publicado por primera vez en la revista de fantasía y ciencia ficción “Axxón” Nº186

Si te gustó “23”, puede que te interese visitar el índice de cuentos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s