Se acerca LH2

Se encuentra muy próxima la publicación de Legado Hereje volúmen 2… pronto adelantaré algunas cosillas de la nueva entrega, continuación de “Legado Hereje vol 1: Anatema Carmesí”

Promo LH2-Borealis

Legado Hereje volumen 2 ¡en producción!

  La continuación de la saga “Legado Hereje”, que comenzó en el 2007 con “Anatema Carmesí” , ya se encuentra en plena producción. Posiblemente vea la luz este mismo año y en formato ebook. Más adelante conoceremos algunos aspectos de ésta nueva entrega…

promoLH2

La Sociedad de los Poetas de la Noche, Fin del Capítulo “B”, Notas de campo Parte 14

Leer la entrada anterior                                                  Leer la entrada siguiente>

5, 4, 3, 2, 1…

Segundos antes de la extracción, Elsa dirige un vistazo al cochero sombrío que aguarda allá detrás, esperando la oportunidad. Ella lo reconoce en ese instante. Ya lo ha visto en otras bibliotecas vivientes, pero bajo distintas formas: Es un Al-z, devorador de memorias.

-¡Este recuerdo se viene conmigo, Al-z…!-le grita con aires de victoria, y con sus poderosas notas bajo el brazo, la buscadora salta fuera de la biblioteca-mente…

FIN DEL CAPÍTULO “B”

LEER ENTREGAS ANTERIORES

La Sociedad de los Poetas de la Noche, Capítulo “B”, Notas de campo Parte 13

Leer la entrada anterior                                                 Leer la entrada siguiente>

La Sociedad de los Poetas de la Noche, Capítulo “B”, Notas de campo Parte 13

Una descarga quiebra los tímpanos de la niña, quien se retuerce en una mueca de dolor; después de tanto silencio cualquier sonido es un grito. Tras el aturdimiento le llega la voz nasal de su compañero:

-Te escucho Elsa. ¡Estamos sacándote!

Las dos se miran otra vez, y saben que sentirán por tiempo indeterminado la extrañeza de extrañarse.

-…al final nunca supe su nombre…

La escriba se encoge de hombros, sigue risueña, respira con lentitud.

-Buena lucha allá arriba, Elsa.

-Gracias, amiga.

Ya de pie, la buscadora mete el anotador en su bolso de memoria y alza la vista al techo. Espera unos segundos y…

-Beto, tengo el libro. Estoy lista.

-¡Bien!- la voz masculina se aleja dando órdenes a otros que están más allá. Iniciando proceso de extracción en: 5, 4, 3, 2, 1…

CONTINÚA PRÓXIMAMENTE…

LEER ENTREGAS ANTERIORES

La Sociedad de los Poetas de la Noche, Capítulo “B”, Notas de campo Parte 12

Leer la entrada anterior                                           Leer la entrada siguiente>

La sociedad de los poetas de la noche-CAPITULO B- parte 12 -Notas de campo

La luz brilla por mucho tiempo, y la buscadora aprovecha para copiar otros pasajes de La sociedad de los poetas de la noche…
Pasan las hojas, ella escribe, trascribe, percibe, persiste. Quién sabe si días, quién sabe si noches, la pluma descarga letras sobre el papel, forma recetas que alteran y alternan las multirealidades.
Varios no-se-cuanto después, la escriba flota hasta la pequeña.
-Así funciona el libro. Como es adentro, será afuera, Elsa – dice la escriba, empapada de luz. Ya no se esfuerza al hablar, ya no se queda sin aire. ¡Tenés que irte ahora! Encontraste lo que viniste a buscar.
-¿Eh?
-¡Afuera! Tengo que llevar la biblioteca a otro lado.
-¿Y sabe a dónde?
-Nahh… ningún libro me lo dijo.
-Entiendo, entiendo. Las dos tenemos que irnos. Vamonos pues.

Elsa desliza el intercomunicador en su cabeza.
-Beto, ¿Me escuchás?
No hay respuesta. Elsa y la escriba cruzan miradas. La anciana no deja de sonreír.
-¡Beto, Beto! ¿estás ahí? ¡Beto!

 

CONTINÚA PRÓXIMAMENTE…

LEER ENTREGAS ANTERIORES

La Sociedad de los Poetas de la Noche, Capítulo “B”, Notas de campo Parte 11

Leer la entrada anterior                                           Leer la entrada siguiente>

La Sociedad de los poetas de la noche-CAPITULO B- parte 11 -Notas de campo

Por primera vez, se asoma entre tinieblas la figura del cochero. Es fino, más alto conforme se acerca a la luz escondida en el farol de la escriba.

 -Me vengo a llevar ese trasto, Elsa Saltamentes– dice la voz ectoplásmica.

 Elsa no responde a la primera, se queda mirando la sombra que flamea ante sus ojos. ¿Queda algo que pueda hacer para que aquella cosa no arrebate el último libro de sus manos? Automáticamente, casi en paralelo a sus pensamientos, eleva una frase en respuesta: las primeras líneas de lo que acaba de anotar:

 “Duermo en el día, despierto en la noche…”

 La luminiscencia encerrada en el farol, toma vigor, comienza a recuperar con cada palabra pronunciada por la niña en voz alta, todo el brillo perdido.

 “…sueño con el día que deje de vivir en esta noche”

 El cochero se retrae sin ruidos, se transparenta, baja de estatura, pierde sombra…

 Ahora la luz armada con palabras, invade la estancia y espanta al monstruo…

CONTINÚA PRÓXIMAMENTE…

LEER ENTREGAS ANTERIORES

La Sociedad de los Poetas de la Noche, Capítulo “B”, Notas de campo 10ma. Parte •

Leer la entrada anterior                                           Leer la entrada siguiente>

La sociedad de los poestas de la noche - CAPITULO B-10ma parte-Notas de campo

Elsa arroja miradas frenéticas entre la lámpara moribunda y el tintero y la oscuridad y de nuevo la escriba. Piensa, piensa, y se pregunta:

-¿Éste es el último? ¿Es el último libro mágico de la biblioteca?

-Éste… es…- contesta la anciana. Y con sobrenatural desvarío, agrega:  ¿Pero de qué biblioteca… me pensás?

A la saltamentes le tiemblan las manos, le transpiran. Actúa empujada por fuerzas desde más allá de la enorme profundidad de sí misma. Abre el libro, con el solo impulso de su esperanza menguante…, y encuentra una pequeña gran respuesta, otra pieza del rompecabezas extraordinario: Alabanza a las lámparas.

La sociedad de los poetas de la noche - Alabanza a las lámparas.

CONTINÚA PRÓXIMAMENTE…

LEER ENTREGAS ANTERIORES